Mobbing, acoso laboral

Vamos a tratar un tema muy común aunque poco conocido, el Mobbing, acoso en el trabajo, par ser sincera yo no conocía esto hasta que no lo he vivido en mi propia persona y si no fuera por  una compañera que me veia quemada, acobardada, aislada y deprimida con la que me desahogaba que me dijo “te están haciendo mobbing”, ni me hubiese enterado, por supuesto busqué por la red y pregunté a conocidos que era eso del “mobbing” y efectivamente el término existe y está pasando más de lo que nos gustaría.

Para que haya mobbing tiene que hacer dos factores en el trabajo el hostigador u hostigadores y la víctima, es difícil de detectar al ser  un acoso psicológico y el que la víctima tienda a sentirse inútil, con miedo y aislada tampoco ayuda mucho, tiende a pensar que todo es por su cumpla y lo que le pasan son paranoias que le pasan por la cabeza y que en realidad no sirve para lo que le han encomendado.  La finalidad del mobbing es simplemente hacer que la víctima deje el trabajo ya sea por baja médica por depresión, por baja voluntaria o al no poder cumplir los objetivos (debido a la la presión y hostigamiento sufridos) por despido procedente.

Pero ojo, no se debe confundir mobbing con estrés, cito aquí las características más comunes del mobbing:

  • Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.
  • Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.
  • Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.
  • Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.
  • Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar («hasta que se aburra y se vaya»).
  • Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.
  • Tratarle de una manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarlo ante otros compañeros o jefes (excluirle, discriminarle, tratar su caso de forma diferente).
  • Ignorarle (hacerle el vacío) o excluirle, hablando sólo a una tercera persona presente, simulando su no existencia («ninguneándolo») o su no presencia física en la oficina, o en las reuniones a las que asiste («como si fuese invisible»).
  • Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.
  • Difamar a la víctima, extendiendo por la empresa u organización rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban su reputación, su imagen o su profesionalidad.
  • Infravalorar o no valorar en absoluto el esfuerzo realizado por la víctima, negándose a evaluar periódicamente su trabajo.
  • Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.
  • Ignorar los éxitos profesionales o atribuirlos maliciosamente a otras personas o a elementos ajenos a él, como la casualidad, la suerte, la situación del mercado, etc.
  • Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones, etc.
  • Monitorizar o controlar malintencionadamente su trabajo con vistas a atacarle o a encontrarle faltas o formas de acusarle de algo.
  • Castigar duramente o impedir cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de sus responsabilidades y atribuciones.
  • Bloquear administrativamente a la persona, no dándole traslado, extraviando, retrasando, alterando o manipulando documentos o resoluciones que le afectan.
  • Ridiculizar su trabajo, sus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores, caricaturizándolo o parodiándolo.
  • Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etc.
  • Robar, destruir o sustraer elementos clave para su trabajo.
  • Atacar sus convicciones personales, ideología o religión.
  • Animar a otros compañeros a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad.
  • Poner en duda las afirmaciones y trabajos realizados por la víctima, delante de otras personas (o no).
  • Infravalorar el trabajo realizado.
  • Asignar continuamente de tareas sin dar tiempo a terminar otras y acusar de no terminar nada.

Por supuesto no es necesario que se den todos los puntos para que hayan mobbing pero estas son las características más notables. Las consecuencias para la víctima suelen ser de salud, ansiedad, depresión, estrés, insomnio, dolores musculares, estomacales…, todo lo relacionado con los nervios. Cito los puntos según la wikipedia:

  • Lento deterioro de la confianza en sí misma y en sus capacidades profesionales por parte de la víctima.
  • Proceso de desvaloración personal.
  • Desarrollo de la culpabilidad en la víctima (la propia familia suele cuestionarla sobre su comportamiento).
  • Creencia de haber cometido verdaderamente errores, fallos o incumplimientos.
  • Somatización del conflicto: enfermedades físicas.
  • Insonmio, ansiedad, estrés, irritabilidad, hipervigilancia, fatiga, cambios de personalidad, problemas de relación con la pareja, depresión.
  • Inseguridad, torpeza, indecisión, conflictos con otras personas e incluso familiares.
  • Bajas laborales que el acosador suele aprovechar contra el trabajador

A todos los que sepáis o intuyáis que estáis sufriendo mobbing, abrir los ojos, no es tú problema, sino el suyo, de hecho es un delito y está penado por ley. ¿Cómo actuar cuando sabemos que somos víctimas de mobbing? Bueno… lo primero es darlo a conocer, a cuanta más gente mejor, dejandolo por escrito si es preciso. Podeis denunciarlo o no…, yo personalmente lo he dicho claramente a los hostigadores, al jefe y a la mitad de la plantilla, antes de poner cualquier denuncia espero que se solucione “por las buenas” al fin y al cabo simplemente es trabajo, no va a condicionar mi vida y sólo pido hacerlo lo mejor que pueda y se me permita, ahora… si eso no soluciona nada o incluso veo que empeora las cosas será el momento de tomar medidas mas legales, pero por su puesto hay que tener muy presente que SOLO ES TRABAJO tenemos más vida aparte de eso, no os dejéis mangonear y dejar las cosas claras, yo ya he tenido principio de ansiedad y no le permito a nadie que me hostigue para pasar por lo mismo, aunque debo decir que pienso en el día de volver al trabajo y voy alerta…sigo sin estar agusto y segura, por eso aconsejo, decir lo que os pasa, recopilar todas las pruebas que podáis y muy importante, no responder a provocaciones, eso es lo que buscan que estallemos y así tendrán algo contra nosotros.

No puedo explicar como se siente una víctima de mobbing pero es horroroso, y la actitud que hay que tomar es ponerte en tu sitio y a ellos en el suyo siempre lo más cordial posible e intentando que no te afecten las cosas, recordad, solo es trabajo.