ITV, esa gran estafa

Hoy voy a escribir sobre una experiencia personal “muy graciosa”, momentos ITV la gran estafa del gobierno..bueno…entre muchas otras…

Veamos la Inspección Técnica de Vehículos se hace básicamente para comprobar que el coche en cuestión pueda circular perfectamente sobre las vías públicas, lógico y normal ya que hay camionetas de 18 años que no pasan de 30 y lo único que hacen es entorpecer y crear accidentes….vale, por ahí muy bien, el problema viene cuanto tienes un coche nuevo sacado de concesionario, que en 4 años sólo le has hecho 16.200 km (ojito, lo nuevo que está), te preparas para pasar la primera ITV y…¡oh! misterios de la vida, el coche no la pasa. Vamos a ver….vamos a ver…, cómo les dije a los propios mecánicos “¿Cómo es posible que mi coche con 14 años y  más de 300.000 km pase la ITV y este no? Pues resulta que el coche tiene dos tubos de escape y como no tenemos el certificado de homologación pues no nos lo dan por válido…da igual que digas que la casa te lo vendió así, y que lo sacaste nuevecito de fábrica y que tu no le has hecho absolutamente nada nuevo al coche, la cosa se queda así necesitas el certificado de homologación…

Llegados a este punto te da por pensar, ¿Es esto en realidad una inspección propia del vehículo para ver que pueda circular o es un negocio que te cagas para sacarte las pelas? porque por lógica se cae por su propio peso! dos tubos o uno…el coche circula perfectamente! no contamina más ni hace mas ruido…ni nada de nada…pero estos señores dicen que no puede circular (ahora, la tipica furgoneta de los gitanillos que la va liando y echando humo negro eso sí…)

Total, llegados a este punto vamos a reclamar a la casa Renault, les ponemos en antecedentes y les decimos que la  ITV nos reclama un certificado que nos tienen que entregar ellos, fue muy curioso ver los procesos de transformación de la cara de la chica que nos atendió según le contábamos la historia, y una vez que nos escuchó cogió el telefono, llamo a unos…a otros…vino más gente..nos preguntaron otra vez la historia…, se volvieron a ir…total, vuelve la chica y nos dice “Vale te vamos a extender un certificado de homologación pero nos tienes que pagar 100€” así de agusto que se quedó!! Llegados a este punto sólo hay dos reacciones que se pueden tener, la mía: partirme el culo en su cara con cara de incredulidad y la de mi chico: tomar aire, dejar el respeto que habíamos tenido hasta ese momento siempre muy presente apartado a un ladito,  y sacar el ogro que lleva dentro. Bueno después de que la chica escuchó todo lo que la teníamos que decir (más que nada porque no la quedó otra debido al tono de voz) decide ir a buscar al responsable de no se que…, y después de otra no muy corta espera, todo hay que decirlo, acaba por decirnos que esa persona no está pero que nos tomarán los datos y que el lunes se pondrán en contacto con nosotros…

Las explicaciones que nos dieron sobre lo de que el coche tuviera dos tubos es que según la ITV el coche salió de fábrica pero luego se modificó en el concesionario, de ahí que se necesite el papelito, explicaciones de Renault: que “puede ser” que se modificase en la casa antes de venderlo porque eso lo suelen hacer pero que cuando lo hicieron, hace 4 años, los tubos eran totalmente legales de ahí que no haya certificado porque no hacía falta. Hasta ahí lo entiendo, lo que no es ni medio normal es que si hace 4 años me compro un coche nuevo de la casa totalmente legal y luego, pongamos… 2 años después sacan una nueva ley diciendo que ya no lo es…una de dos, que la casa se ponga en contacto conmigo para explicármelo y entregarme el certificado, o bien dado que esa supuesta ley salió después de que yo comprase mi coche, repito, totalmente legalizado, la ITV debería pedir ese papel a los coches que incumplen la ley una vez que esta entró en vigor ¿no? o sea a los coches de dos años hasta la fecha…

No contentos con eso queda otro problema por resolver, la ITV te da un plazo de 15 días para volver a pasarla sin volver a pagar (51,60€ en Madrid para ser exactos) , en Renault nos dijeron que si nos hacen el certificado, tarda 15 días en hacerse…y obviamente y por motivos más que suficientes, una servidora no esta dispuesta a pagar ni por lo uno ni por lo otro.

¡Y así están las cosas! De momento yo ya tengo el teléfono de consumo bien a mano, y de hecho, si no fuera porque los viernes por la tarde y sábados no trabajan ya habrían tenido noticias mías. Así que…veremos cómo acaba todo esto, pero lo único que sale claro es que una vez más los que no tenemos nada que ver somos los que acabamos pagando las chapuzas.