Autopiscoanalizando, paranoyas al poder! (no estoy loca xD)

Esta entrada es totalmente personal, más que nada la escribo para luego acordarme de las cosas raras que me pasan por la cabeza y me sorprenden a mi misma :P.

Cuando te sientes triste sin ser una persona pesimista es una paranoia de narices…, esta semana me dieron una mala noticia, bueno… más que mala noticia me metieron un hachazo y aún estoy juntando las dos mitades.  Y me da por pensar….mucho, pero pensar cosas que no se yo si a todo el mundo le dará por lo mismo pero yo me quedo a cuadros…

Las fases por las que pasas son la leche, primero y ante todo SHOCK con letras mayúsculas, literalmente creo que me costó asimilar la nocticia unas 3 o 4 horas…, después rabia, intentas buscar culpables pero al fin y al cabo como eso no soluciona nada pasas a la fase de asimilación, la mejor porque sabes que hagas lo que hagas no va a servir de nada…así que no te molestas…, y cuando no te molestas, no tienes a quien culpar, y sabes que no tiene remedio…entonces viene la pena.

Cuando uno esta triste no le apetece reirse, lógico y normal pero… ¡a mi eso me cabrea! osea que ya estás triste y cabreado porque estás triste y no te puedes reír…entonces como este estado no te gusta te quieres reír, y lo consigues, pero de repente te viene otra vez la mala noticia a la cabeza, y ya no es una risa como las de antes sino llena de nostalgia, así que la quieres mantener todo lo posible y…al final acabas riéndote más que antes pero no con el mismo sentimiento…

Eso por un lado, luego están las sensaciones que te despiertan la mala noticia, tristeza (obviamente), otras veces rabia, otras impotencia, otras incertidumbre…o todas a la vez, y eso es un popurrí de narices…, en estos momentos me pregunto ¿por qué no habré estudiado psicología? xD porque me da en la nariz que normalmente a la gente no le da por pensar estas cosas en estas situaciones ¿no?  Me gustaría hacerme un análisis cerebral para saber que me pasa por dentro…jajajaja.

Una cosa tengo que admitir, soy una persona positiva, sino seguro que me hundiría en el victimismo (cosa que odio)  y no me daría por pensar estas chorradas, además por una parte estoy contenta porque el hecho de que me extrañen tanto estas nuevas sensaciones quiere decir que llevo mogollón de tiempo más feliz que una perdiz, ya ni me acordaba de lo que era estar triste de verdad…, así que…se puede decir que mirado por ese lado (y muchos no lo entenderan) estoy feliz de estar triste.