Médicos de cabecera negligentes

Me estoy jugando mi puesto de trabajo gracias a mi “fabuloso” médico, y es que desde hace caso dos años no he tenido ninguna baja médica, no… no os confundais, no soy un roble, me pongo enferma como cualquier hijo de vecino pero claro…, esta mujer no te da la baja a no ser que te amputen una pierna por lo visto.

Hace dos días fui a la consulta con dolor de espalda (juraría que contractura) y picor de garganta, nada grave pero no me dejaba dormir por las noches pues bien, ¿mi médico que me dijo? NADA, me mandó a la farmacia me dijo tomate esto, esto y esto y ale…despachada. ¿lo de mi espalda? ..algo muscular…, tocatelos…ni si quiera me miró, no me dijo si era lumbago, contractura, ciática o sepa dios… y mira que la dije que llevaba con lo de la espalda más de una semana y no podía hacer esfuerzos porque se me acentuaba, pues nada señores….ni puñetero caso, ¿lo de la garganta? nada…que me tome unos sobres por si acaso pero que no es nada… total, paso una de las peores noches de mi vida y me levanto con 39 de fiebre… y como otras veces (que no ha sido la primera) le tuve que decir a mi jefe que dejaba de trabajar porque estaba fatal y no podía… menos mal que hasta el momento han sido comprensivos…porque como ya he dicho anteriormente nunca les he llevado ninguna baja porque mi médico no me las da.

Pero es que mi cabreo ya viene de lejos…la anterior vez que fui al médico le pedí la baja, no me la dio diciendo que estaba bien, así que nada…al día siguiente me fui a trabajar teniendome que bajar del tren con un mareo impresionante, tanto….que me tuvo que sujetar la gente porque me iba al suelo y acabé vomitando en las papeleras del andén, ¡pero nada, mi médico dice que estoy bien! Ese día hasta mi propio jefe al verme fue quien me dijo que me fuese a casa…

¿Y qué podemos hacer en estos casos? Porque tengo unas ganas de denunciarla que para qué…, se supone que esta gente son profesionales, te pones en sus manos, leches! que eres su paciente! yo cada vez que voy a mi consulta me siento como una intrusa, cada vez que le he mencionado lo de la baja me ha mirado perdonandome la vida y a veces he conseguido que me de un justificante… eso sí hasta se lo tienes que agradecer y todo, como si te estuviera haciendo un favor… y ojo que no son impresiones mías, he ido con más gente y me han dado la razón.

¿Y qué puedo hacer? Cambiarme de médico, punto. El Martes vuelvo y preguntaré si se pueden poner quejas o algo pero mira que lo dudo…pero es que estoy harta, esto no puede quedar así, ¡qué me estoy jugando mi puesto de trabajo! oficialmente este  jueves y viernes no he trabajado porque no he querido porque no tengo nada que demuestre que estoy enferma… hasta le tengo que agradecer a mi jefe que no me despida y sintiendome culpable…

¿Habéis tenido vosotros estos problemas? ¿Qué habéis hecho? Contadme vuestras experiencias para saber si tengo que resignarme o la puedo meter un puro por algún lado…

Hablemos de trabajo…oficinil

Como es obvio no voy a hablar de mi trabajo ni daré nombres, todo sea que mañana salga en las noticias por despido pero…contemos cosas comunes sobre el trabajo oficinil con las que, básicamente…flipo.

El trabajo de oficina, se supone que debe ser un sitio donde cada uno esta delante de su ordenador haciendo su trabajo, punto pelota, pero ay…no podíamos estar más confundidos! El trabajo de oficina consiste básicamente (y siempre hablando de España) en la presencia, da igual si trabajas o no, te tienen que ver, por supuesto esto se traduce en dar paseos para que la gente sepa que estas ahí…, hablar con unos y otros para que vean que pones interés, e intentar ir a todas las reuniones (haga o no falta), que esta es otra, del tema de reuniones hablaremos más adelante.

Para conseguir un buen puesto de trabajo (repito, siempre hablando de España) hay varios pasos a seguir:

1º- Lo sabes todo, aunque no sea tu competencia, una respuesta como “lo siento mucho, yo no trabajo en ese proyecto y no te puedo ayudar” es un gravísimo error! la respuesta correcta sería “no se preocupe, voy a llamar a Fulanito (lo importante es decir un nombre convincente, osea una persona que todo el mundo conoce porque esta en todos los fregados paseando y hablando, personas de las que a veces dudas de si tienen ordenador para trabajar…) en cuanto le explique el problema le llamo y le indico como proceder. Por supuesto luego no se llama, pero hemos quedado bien, resolutivos, con lo cual (aunque no tenga nada que ver con nuestro trabajo) somos muy buenos en lo nuestro.

2º- Ser pelota, aquí lo importante es dar siempre la razón al superior, demostrar que todo lo tienes controlado para tranquilizarle porque..de todos es sabido que los superiores no tienen ni idea de como van las cosas, para eso estás tu, para hacer su trabajo y luego contárselo. Bien aunque no nos lo pida siempre es bueno mandarle ficheritos resumen explicando como van los trabajos con mensajes tranquilizadores y muchas palabras en ingles (que eso les pone mucho aunque sean de Toledo) por ejemplo hay algo que se está haciendo y aún no sabes en qué estado se encuentra, no pasa nada tu le dices “Este trabajo se encuentra “IN RESOLUTION” en cuanto nos indiquen su resolución final se lo haremos saber” y ya has quedado como Dios.

Otro punto fundamental para hacer la pelota es estar siempre disponible, tu horario de trabajo son 8 horas al día, y tienes una hora para comer bueno…error! si estas comiendo y te llama tu jefe se paraliza el tiempo y tienes que cogerlo y explicarle toooodo lo que quiera, que la sopa se quede fría es lo de menos, y por supuesto si ya has salido de la oficina, has llegado a tu casa y estas descansando…no se te olvide encender el ordenador por si hubiese algo que te hayan dicho fuera de tu horario para contestar inmediatamente!! sino corres el riesgo de ser un incompetente. Ni que decir tiene que echar horas de más no remuneradas es fundamental y si ya tenemos el móvil de trabajo las 24 horas operativo tenemos el cielo ganado.
Pero cuidado! una vez que hemos conseguido ser el ojito derecho del jefe estos puntos deben mantenerse, los jefes se acostumbran y como un día te llame a las 22:00 y tengas el móvil apagado…ay de ti!

Punto 3º- Reuniones: Debemos asistir a todas, incluso a las que no nos han convocado, pero primero hablemos de las reuniones…esas grandes desconocidas, una reunión consiste en un grupo de personas aparentemente hablando de trabajo para solucionar problemas. Bien realmente lo que encontramos en una reunión es esto:

Fulanito: – ¿me puedes decir que bloqueo existe aquí?
Menganito: – Por supuesto, este trabajo aún no se puede hacer porque para poner los grifos en la pared antes hay que poner las cañerías.
Fulanito: Entonces entiendo que este trabajo esta bloqueado pendiente de las cañerías ¿cierto?
Menganito: Efectivamente, una vez colocada cada cañería en su sitio no habrá problema en poner los grifos.
Fulanito: – Ok, en ese caso lo conveniente sería hablar con los fontaneros para que se pongan a hacer antes las cañerías.
Menganito: Obviamente, lo fundamental es que los fontaneros sepan que las cañerías se han de poner antes que los grifos.
Fulanito: Perfecto, en la próxima reunión intentaremos convocar a los fontaneros para hacérselo saber. Buen trabajo.

Ni que decir tiene que los fontaneros son profesionales y saben de sobra que las cañerías se ponen antes que los grifos pero…no nos extendamos en el tema.

Aunque no debemos preocuparnos demasiado por las reuniones ya que si una reunión dura 1 hora, habrá 50 minutos en los que se hablará de temas que no nos competen y en el momento que se toque tu tema, ya sabemos lo que debemos hacer: “Este trabajo se encuentra “IN RESOLUTION” en cuanto nos indiquen su resolución final se lo haremos saber” xD. Sí, ya sabemos que esto es una pérdida de tiempo, y más si tienes mucho trabajo que hacer (ya que mientras estás reunido no puedes hacer nada) pero si queremos un buen puesto de trabajo amigos…, este es el camino.

Por supuesto el móvil debemos ponerlo con llamada en espera, como estés hablando con alguien y te llamen de otro lado y les salga el mensaje de que el móvil no esta disponible…se puede crear un caos y muy posiblemente la baja por depresión de tu jefe al pensar que lo tienes apagado en vez de comunicando, así que muy importante: poner la llamada en espera.

Y para finalizar daremos algunos consejitos sobre cosas que se pueden y no se deben hacer en las oficinas:

-No se puede ser sincero: jamás se os ocurra decir “Esto no lo puedo hacer porque hay un incendio en el edificio” el jefe te dirá que ese no es su problema y que eso hay que hacerlo sí o sí, la contestación correcta sería “en este momento por problemas ajenos a la empresa no nos es posible realizar dicho trabajo por lo que se replanifica para la semana X” Total, dices lo mismo pero ellos no lo saben…escuchan palabras bonitas y se quedan contentos.

– Ni se os ocurra contar problemas personales: Nuestros hijos no están enfermos, no nos hemos roto un pie, y jamás repito jamás se nos ha muerto un familiar, corremos el riesgo de que nos contesten “¿Yo te cuento a ti mis problemas?” buscaremos cualquier excusa, siempre bien sonante para poder salir airosos.

Y para acabar, todos sabemos que la herramienta de trabajo en las oficinas es el ordenador, bien, debemos estar lo mas alejados de él, o en su defecto llevarlo siempre con nosotros a ser posible aunque sea para hacer bulto. Repito lo que dije anteriormente, lo importante es que te vean, no que hagas tu trabajo.

Básicamente amigos, estos son los fundamentales puntos a seguir para triunfar en los trabajos de oficina, que conste que todos estos datos no provienen de mi, es una recopilación que he ido haciendo de gente que conozco.